lunes, 10 de septiembre de 2012

Análisis de "Xenos" (Trilogía del Inquisidor Eisenhorn 01)

-
Xenos (Trilogía del Inquisidor Eisenhorn 01)


Autor/es: Abnett, Dan
Editorial: Timunmas
Colección: Warhammer 40000
Fecha publicación: 11/2002
ISBN: 84-480-4363-4
Páginas: 320
Cubierta: Bolsillo
Sinopsis: Un ruido atronador resonó en las catacumbas en deshielo del Procesional Dos-Doce. Innumerables manos aporreando las tapas de los ataúdes. Los durmientes estaban despertando con sus cuerpos frígidos dentro de los ataúdes. Por encima de los gritos oí ruido de pisadas. Eyclone corría. Corrí tras él, pasando una tras otra las galerías pobladas de formas frenéticas y desesperadas. Los gritos, los golpes... Que el Dios-Emperador me ayude, es algo que no olvidaré jamás. Miles de almas despertando a una muerte espantosa. Maldito Eyclone.



Comentario personal:

Escrita por Dan Abnett. Año 2002. Es sorprendente la facilidad con la que una novela puede conseguir acercar al lector a una realidad como la de Warhammer 40000, más aún cuando se tratan tantos temas en ella. Pero en este caso todo parece cobrar vida en la imaginación del que lee esta historia, gracias al buen hacer de Abnett.



El protagonista del texto, el Inquisidor Gregor Eisenhorn, aparece retratado con multitud de matices que conforman un todo creíble dentro del trasfondo de Warhammer 40K. Estamos ante un personaje que cree en lo que hace, sin importar los medios para conseguirlo, si bien no es que no tenga sentimientos, más bien se las arregla para conseguir lo que necesita de una manera brusca pero no violenta... o casi. No es sólo un Inquisidor que persigue al hereje, al "caótico" y al alienígena (xenos), sino también un perfecto instrumento que utiliza el autor para que a través de sus experiencias y pensamientos podamos lograr una interesante visión de lo que lo rodea. De ese modo tendremos unos cuantos ejemplos de los mundos que pueblan este universo scifi, así como sus moradores y, sobretodo, sus conflictos y problemas.

La historia nos sumerge en una situación que podría provocar un desastre de grandes proporciones. Acompañaremos a Eisenhorn mientras investiga, descubre, destruye y sobrevive a elementos heréticos que parecen empeñados en conseguir algo tan importante que están dispuestos a sacrificar millones de vidas. Descubriremos lo frágil o utópica que es la realidad imperial, una piel que esconde bastante enfermedad en su interior. Y es que la Humanidad está asediada por el enemigo incluso en su seno, ya sea un enemigo humano, xenos o maléfico.

No es la primera vez que leo la novela y quizás por eso al final he tenido una sensación un tanto... como si me hubiera costado más leerla de lo normal. Como digo debe ser porque era una relectura, y en este caso recordaba bastantes cosas, por lo que los misterios, sorpresas, etc, ya los tenía en mente. Pero lo positivo es que me he podido centrar más en visualizar el universo y a los personajes. Y son bastantes los personajes que aparecen con un cierto trabajo del autor detrás, lo que hace que el estudio psicológico vertido en el libro sea bastante rico, de hecho, recuerdo que en mi primera lectura tuve que barajar unos cuantos nombres que pensaba que se pasarían al lado contrario y no fue así, y también al contrario, es decir, pude sorprenderme con algunas cosas que no esperaba. La velocidad de lectura también parece bien trabajada, pues la acción se desarrolla casi de manera ininterrumpida, llevando al lector por un recorrido de sobresaltos, tensión y vibrantes momentos de peligro, todo lo cuál es una característica que siempre acompañará a este tipo de novelas, y aquí os aseguro que está muy bien logrado.

La narración no tiene ningún tipo de complejidad que pueda hacer que no entendamos lo que leemos, por cuanto los términos usados, aunque uno no sepa de este universo de scifi, son fácilmente comprensibles. Además, Abnett sabe crear elementos nuevos que encajan no sólo con la historia, sino con lo que uno podría imaginar en los mundos por los que el Inquisidor Eisenhorn debe desplazarse. Sí, así es, otro aspecto positivo, a mi modo de ver, de la novela es que la acción no se desarrolla en un único sitio, al contrario, los escenarios cambian incluso a nivel planetario, es decir, visitaremos unos cuantos planetas, con unas características propias muy... de ciencia ficción, jeje.

Así pues, estamos ante una novela que inicia "las aventuras" del Inquisidor Eisenhorn, un personaje que sin duda será difícil de olvidar, y de la mano del cuál podremos enriquecer nuestros conocimientos o nuestra imaginación respecto al vasto universo de Warhammer 40000. Estoy seguro que ésta será una gran trilogía.








(ficha obtenida de la págian oficial de Scyla)


No hay comentarios:

Publicar un comentario