miércoles, 24 de octubre de 2012

Análisis de "Malleus" (Trilogía del Inquisidor Eisenhorn 02)

-
Malleus (Trilogía del Inquisidor Eisenhorn 02)

Autor/es: Abnett, Dan
Editorial: Timunmas
Colección: Warhammer 40000
Fecha publicación: 06/2003
ISBN: 84-480-4372-3
Páginas: 352
Cubierta: Bolsillo
Sinopsis: En el cuadragésimo primer milenio, existen legiones de enemigos de la humanidad absolutamente letales. Mientras los guerreros del Imperio combaten con potencia de fuego, la Santa Inquisición caza entre las sombras a los oponentes más terribles: a los psíquicos descontrolados, a los xenos y a los demonios. El inquisidor Eisenhorn debe derrotar a las fuerzas que desean destruirlo o enfrentarse a las iras de Ordo Malleus.








Comentario personal:


Escrito por Dan Abnett. Año 2003. Esta segunda entrega de las "aventuras" del Inquisidor nos depara interesantes sorpresas ya desde el inicio, pues de entrada han pasado una buena cantidad de años desde los hechos acaecidos en la primera novela, por lo que han habido unos cuantos cambios en la situación y los personajes que rodean a Eisenhorn. Al principio no me hacía mucha gracia ese paso del tiempo, porque no son un puñado de años, sino que son bastantes; sin embargo, mi impresión ha ido haciéndose más positiva con rapidez, pues todo lo que ha cambiado añade interés y profundidad. Ahora nuestro inquisidor es alguien más consolidado, con un gran número de efectivos a sus órdenes y cierta fama (para bien y para mal). Además la historia central de la novela promete desde el comienzo dar bastante juego, y es que de repente se tacha a Eisenhorn de hereje, de pactar con el Mal, etc, por lo que éste debe demostrar su inocencia.



Pero demostrar la inocencia de uno mismo contra inquisidores radicales es bastante complicado, más aún cuando supuestamente tienen pruebas de tu herejía. Por tanto seguiremos a nuestro protagonista en su lucha por demostrar su inocencia (y sus enfrentamientos contra otros inquisidores), mientras, como es natural, continúa con su trabajo. Y es que la trama principal se entrelaza con otra, la cuál es lógicamente el desenmascarar y descubrir los planes del Mal. Como ya sucedió en la primera novela viajaremos a diferentes lugares del universo, en pos de las pistas necesarias para dar con la "mente" que está detrás de unos sucesos enormemente sangrientos y de gran repercusión. Y aquí hay que destacar, como siempre, la destreza de Abnett en relatar escenarios y situaciones que son fáciles de imaginar, pero a la vez ofrecen unas visiones de lo más... increíbles. A ver, a mi es que me encantan ciertas cosas, y poder escenificar enormes batallas, cruentas luchas, y defensas a la desesperada aderezándolo todo con detalles de esos que no se olvidan... es un placer para pasar un intenso rato de lectura.

No todo es tan bueno claro, siempre hay cosas que se pueden criticar, pero no quiero entrar en spoilers así que señalaré sólo algo que ya en la primera novela se hizo pero que en esta segunda novela a mi me parece quizás excesivo, aunque, eso sí, no es que esté en contra de ello, simplemente parece demasiado... cómodo para el autor. ¿A qué me refiero?, al tiempo, bueno al paso del tiempo. Hay períodos de tiempo que se utilizan para solucionar diversos problemas, a mi modo de ver, y si bien están bien usados esos períodos, como por ejemplo al añadir realismo a los viajes espaciales (se tardan meses en recorrer las distancias entre algunos de los "escenarios" de la novela), o el aprovecharlos para explicar que haya una recuperación de alguna herida, o un entrenamiento más exhaustivo de combate, etc, no me convence del todo. Es decir, sí, me parece perfecto que se plasme el paso del tiempo de manera correcta y coherente, y que se aproveche eso para recuperaciones, entrenamientos, etc, pero ¿no parece demasiado cómodo?; como digo no quiero spoilear, pero esto que señalo me ha parecido bastante cómodo para el autor en la recta final del libro, de manera que por ejemplo para una confrontación importante estaba todo listo.

Pero no quiero dar la impresión de que ese "pero" que acabo de exponer me haya estropeado la lectura, pues no es así. Creo que esta segunda novela supera a la anterior, por todo lo que ofrece no sólo sobre el protagonista, sino sobre la realidad de Warhammer 40K, y me vuelvo a repetir, las escenas que han nacido en mi mente mientras leía me han gustado mucho, las he visualizado bastante bien y algunas ideas son muy buenas. A eso añadamos los personajes que aparecen, que si bien no son excesivamente complejos, sí que tienen su trabajo detrás. No sólo "veremos" inquisidores moderados, puritanos, radicales, sino inquisidores de los tres ordos, marines espaciales, guardias imperiales, tanques, cazas, robots, psíquicos, demonios, tecnosacerdotes, karskin (sí, las fuerzas especiales de Cadia), y un largo etc. ¿Qué más se puede perdir a una novela de Wh 40K?, poco más la verdad, así que me siento bastante satisfecho con esta lectura.

Veremos como acaba esta trilogía, porque os aseguro que el final de esta segunda novela me ha dejado sorprendido y con unas cuantas ideas bullendo en mi mente.

¡Hasta otra!






(ficha extraída de la página web oficial de Scyla)

2 comentarios: